domingo, 11 de agosto de 2013

PEÑA TEN

25 de Julio de 2013, partimos de Gijón con el tiempo bastante gris. Nuestra intención era pasar el puerto hacia León, a sabiendas que tendríamos más posibilidad de tener buen tiempo, o al menos evitaríamos la lluvia y la niebla. Así fue, y el destino nos deparó una hermosa excursión por la Cordillera en tierras leonesas, el hermoso macizo de Peña Ten.

Dejamos el coche en el pequeño aparcamiento que hay a  la derecha de la carretera y a unos 500m antes de llegar al pueblo de La Uña desde el puerto de Tarna. En dicho aparcamiento se puede uno, aprovisionar de agua en la fuente Turriente, de la cual mana fresco y apetecible líquido elemento.
Comenzamos el paseo por el camino real, que otrora fue vía importante de comunicación entre Asturias y la meseta. A pocos metros del aparcamiento se inicia el camino cruzando el río Esla en dirección al puerto de Ventaniella. Es cómodo el camino pues no ofrece dificultad ninguna, utilizándose en la actualidad por los ganaderos de la zona para el pastoreo sobre todo vacuno y equino, y labranzas de la hierba de los prados cosechada para aprovisionar en los duros inviernos al ganado, abundante en la zona.
Seguimos el camino hasta llegar al arroyo de las Corvas, afluente del Esla, en el monte de Rebollar; aquí nos desviamos del camino real, para a la derecha ascender hacia el Cantil. Desde el desvío se distingue un hermoso roble, que llama la atención por sus dimensiones y una vez llegado a él ofrece una hermosa sobra donde tomar un tentempié y reponer fuerzas para lo que nos espera. Coronamos el Cantil y faldeamos el macizo hasta llegar a las Pedrices de Peña Ten, es aquí, dónde comenzamos la verdadera ascensión a la cima. Paso lento pero sin descanso iniciamos la subida hacia Peña Ten, poco a poco y alentados por las vistas y los buitres que de vez en cuando aparecían, sintiéndolo mucho tendrán que buscarse otro almuerzo, llegamos a la cima donde existe un índice geodésico y un buzón. Las vistas son espectaculares, de las que nunca te cansas de admirar, de sentir cierto orgullo al conseguir llegar allá arriba y poder disfrutar de esas hermosas sensaciones cuando obtienes el objetivo planteado.

Niebla para Asturias, cúmulos para León. Los picos de Europa asomando por encima de las nubes, el Pileñes al descubierto, el Tiatordos y el Maciéndome jugando con la niebla, ahora asomo, ahora me escondo. El Macizo del Mampodre, al descubierto, el pantano de Riaño que a pesar de la época se ve con bastante caudal; te hacen sentir especialmente satisfecho.


La bajada se hace sencilla con paciencia y cuidado por el cordal del macizo en dirección a los picos del Bermeyu y bajando a la Hondonada, la cual cruzamos, hasta acceder al camino del Arcenorio en la fuente Muñoz, donde aprovechamos para hacer un alto en el camino y aplacar la sed. El camino del Arcenorio es ancho y cómodo que te lleva sin descanso hasta La Uña, pero hay que prestar atención y tomar un desvío a la derecha en la majada de los Campos de María, de seguir recto nos llevaría al pueblo de Polvoredo, alejándonos así de nuestro destino final, lógicamente, al aparcamiento de la fuente turriente.


Inicio de la ruta por el Camino Real hacia Ventaniella

El sonido del río Esla,  nos acompaña hasta el arroyo de las Corvas.




Gencianas, planta medicinal y aromática, siembran el camino, coloreándolo con sus flores amarillo intenso a las que acuden numerosos insectos.


 Cercanos al arroyo de las Corvas, los cardos azules, abundantes en la Cordillera Cantábrica, contrastan con el verde de los prados y bosques.

Hermoso roble debajo del cual nos cobijamos del sol en la subida del Cantil.


 Ascendiendo por El Cantil, piornos secos y en todo su esplendor nos acompañarán hasta arriba.

En las Pedrices de Peña Ten comienza la empinada cuesta que con paciencia nos lleva al cordal que nos guiará a la cima.

 Y ellas tan tranquilas, reposando, quizás del almuerzo y nosotros sudando la gota gorda, pero admirando las hermosas vistas con el Mampodre al fondo.





 Los pardillos

 Un servidor, ensimismado. Disfrutando

 Hermoso el Pileñes

 Sensaciones de vacío


 Entre cúmulos, cirros y montañas












Bajar ruta: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5154711

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada